Getxo se mueve a ritmo de SolidaridUP

Durante las fiestas de Algorta, Zabalketa ha ofrecido una clase de zumba solidaria para difundir el proyecto SolidaridUP, que tiene el objetivo de impulsar iniciativas destinadas a mejorar la situación de las personas más vulnerables del municipio.

Zabalketa ha aprovechado las fiestas de Algorta para seguir contribuyendo a crear un movimiento solidario en Getxo que permita una vida digna a todas aquellas personas más vulnerables y que busca reducir el impacto que está situación tiene en su ámbito social, emocional y material. Para ello, durante las fiestas de Algorta se ha realizado una clase de zumba solidaria para difundir el proyecto SolidaridUP, una iniciativa que surgió en 2013 y que cinco años después se ha ido consolidando hasta aglutinar en la actualidad a 26 comercios.

SolidaridUP está dirigido a personas y familias que se encuentran en una situación de vulnerabilidad. Así, de la mano del comercio getxotarra y diversos agentes sociales -Cáritas, Fundación Integrando y Sortarazi-, junto con la solidaridad de los getxotarras, pueden acceder a diversas actividades que, de otra manera, sus recursos no les permitirían. Como, por ejemplo, ir a la peluquería gracias a que alguien ha donado 5 euros para que otra persona pueda cortarse el pelo o el café solidario, que consiste en dejar pagado un café en un bar. En concreto, de esta forma, el año pasado se sirvieron 1.500 cafés.

Gracias al apoyo del Área de Cooperación del Ayuntamiento de Getxo, y a la colaboración con el Área de Promoción Económica y de Servicios Sociales del municipio, ya están participando 26 comercios, entre ellos peluquerías, cafeterías, tiendas de ropa o librerías… y están puestas en marcha 13 iniciativas solidarias. Además, en el proyecto participan las nueve ONGDs que tienen sede en el municipio que son: Asociación Getxo Pro-Sahara “ATFAL”;Asociación Grupo de Misiones San Martín de Tours;Ayuda Mas;Asociación Palestina BILADI;Ecca Romo;Entreamigos-Lagun Artean;Perualde;Taldeka Lagunduz y Zabalketa.

Gracias a este movimiento solidario, las personas sin recursos pueden disfrutar de una amplia gama de iniciativas que van desde adquirir material escolar que hayan dejado pagado en alguna de las librerías del municipio; disfrutar de un tratamientos dental; vales para calzado y ropa interior infantil; talleres de estética; charlas informativas; dejar pagada una terapia emocional o masaje; o recibir durante un mes sesiones de yoga, entre otros.

Deja un comentario